MONOGRÁFICOS

Salmarina

1983 -- Actualidad

El grupo Salmarina nace en Sanlucar de Barrameda (Cádiz), en tierras bañadas por la mar salada, tierra de artistas, de devoción por la Virgen del Rocío. Salmarina es un grupo que mezcla el arte tradicional de las sevillanas más primitivas, con toques de flamenco clásico y moderno. Definir el estilo de Salmarina es algo muy complejo, según los expertos, Salmarina estrecha si acaso más fuerte el lazo que une al flamenco con su variante, las sevillanas. La puesta en escena, poco común para un grupo de sevillanas ha sido un sello indiscutible, donde en sus actuaciones siempre salen sentados en sillas, al más puro estilo flamenco. Las tres sillas ocupadas por Conde, Juan y Minguez... -en cuanto “plantaban” las sillas en el escenario ya se sabía con antelación que grupo iba a salir a actuar-.

El grupo Salmarina a mediados de los ochenta
El grupo Salmarina a mediados de los ochenta

El sello que ha marcado su carácter musical ha sido siempre la genial imaginación de sus compositores y arreglistas, en sus inicios J. M. Évoras e Isidro Muñoz, tándem que ya había hecho sus pinitos previos con grupos como Ecos de las Marismas, Los Rocieros, Los Doñana o Los de la Trocha. Cabe destacar la inclusión de instrumentos nunca antes usados en las sevillanas como la caja rítmica, el tambor africano, el saxo, las tablas indias, Mandolinas, etc. Sus letras abarcan desde la complejidad extrema, donde se pierden entre retorcidos compases hasta la más simple variante, con repeticiones de sílabas o palabras nunca antes usadas en las sevillanas. Incluso han dado la talla cantando por bulerías, fandangos o una genialidad de Queco titulada “Contigo y mi velero”, unas de las sevillanas si acaso más complejas jamás creadas. Destacar también el tema “Serva la bari” y ese estribillo que haría atragantarse a las voces más curtidas de la música, eso solo lo puede hacer Salmarina y “para de contar”.

Dos de los discos más famosos del trío de Sanlúcar Salmarina
Dos de los discos más famosos del trío de Sanlúcar

Entre los autores que han participado con su pluma en las composiciones tenemos, en la mayoría de sus primeros álbumes ante todo a Isidro Muñoz y J. Miguel Évora, pero también han pasado autores de reconocido prestigio como Paco Coria, Feli Perejón, David Parra, Queco, Juan Díaz, Alejandro Sanz, etc. La genialidad radica en el conjunto, y ese sello es el que en posteriores ocasiones han seguido arreglistas y compositores, respetando siempre la esencia del grupo. Entre sus filas han puesto su granito de arena artistas tales como Tito Valdés, Vicente Amigo, F. Manuel Ruiz Gómez “Queco”, Tato Ramírez o Ketama. Han tenido una participación destacada en la película “Sevillanas” del cineasta Carlos Saura, donde compartían planos con artistas como Camarón de la Isla, Rocío Jurado, Los Romeros de la Puebla, Paco Toronjo o Lola Flores.

Salmarina ha cosechado muchos éxitos, hoy en día parte consagrada de la historia del sector, Soy Libre, Los Andaluces, Me sabe a sal, Mayo vino a mi ventana, Ay mi Paloma, Mi vida es mía, El amor prohibido, Guadalquivir, Sevilla.. Azotea, entre otros.

Cabe destacar que una buena parte de sus seguidores no son “amantes de las sevillanas” propiamente dicho, han conseguido lo que ningún otro artista del sector, han sabido conquistar corazones de quienes no se interesaban por las sevillanas ni nunca han tenido el más mínimo interés. Hoy día hay “Salmarinistas” y “amantes de las sevillanas” en dos grupos bien diferenciados, aunque un buen amante del género nunca puede darle la espalda a este portentoso grupo.

Entre sus discos, repletos de sevillanas también brillan composiciones de canción ligera, rumba, fandangos y hasta tanguillos. Salmarina tiene un público muy particular, en los festivales de sevillanas, con otros artistas del sector, en algunas ocasiones el público estaba dado para las sevillanas tradicionales y a veces esto chocaba en comparación, entre sus más fervientes admiradores estaban los mismos artistas, que comprendían la complejidad, la elegancia , potencia y sutileza que tenían ante ellos, se dice que Salmarina son artistas de los propios artistas, los cuales no se les llena la boca al decir que son verdaderos fieles de su música y su arte. Entre palabras propias de Los Romeros de la Puebla, grandes admiradores que afirman que no hay grupo como Salmarina, son únicos y en aquel lejano año 1985, la gente se extrañaba mucho, ¿son sevillanas?, ¿es flamenco?, eran las preguntas más comunes. Destacan ante todo la métrica de la que hacían gala el trío de Sanlucar, llegando hasta la más extrema complejidad. En las propias palabras de Camarón de la Isla, en su intervención en la película “Sevillanas”: -Yo creía que esto de cantar sevillanas era más sencillo-.

El grupo Salmarina: Conde, Juan y Minguez
El grupo Salmarina: Conde, Juan y Minguez

Salmarina son José Antonio Conde, José Antonio Martínez y Juan Márquez, los componentes que dieron nombre y estilo al grupo, con sus magistrales voces, llegando a notas donde pocos artistas del género han podido llegar. Previamente, en el grupo habían más componentes, las voces aún no estaban muy consolidadas. Con el LP “Vive la noche” nace su andadura discográfica, una realización un tanto atípica comparada con sus posteriores obras maestras, pero donde ya se deja entrever el diamante en bruto que faltaba por pulir gracias a sus dotes vocales. Del mismo pueblo, los mencionados José Miguel Évoras e Isidro Muñoz son los encargados de darle el empujón que necesitaban, cosechando su primer éxito con el tema “El amor prohibido”, aunque todavía no estaban en la cima que les correspondía ya se debaja entrever por donde iban los tiros, con unos acertados arreglos y unas composiciones de Évoras y Muñoz que empezaban a soreprender en complejidad.

Como una obra atemporal para su época nacen “Las sevillanas de Salmarina”, un complejo ejercicio donde destaca ante todo los arreglos y por si fuera poco sus letras, donde se habla de la vida y la Andalucía más artesanal. Donde se toca al amor de la manera más lírica. Destacamos esta obra porque creemos que es la más importante del grupo, donde se fraguó todo, donde comenzó todo lo que iba a ser Salmarina.

El disco tuvo una gran acogida de público y crítica, con más de 50.000 copias en aquel lejano 1985. En él destacan joyas como “A donde vas luna”, “A querer”, “Fue en Sevilla” o la genial “Ay Paloma”, hoy día obra de culto, que sigue sonando igual de fresca que hace 25 años, pero ante todo, si todos los temas brillan, hay uno que se pasa de contraste, “Soy libre” se adelanta varias décadas a su tiempo, tocando temas de rabiosa actualidad con una musicalidad de lo más clásico, uno de los temas más hermosos del grupo.

Portada de los discos Rompeola y Avante Claro de Salmarina
Portada de los discos Rompeola y Avante Claro

Salmarina sigue conquistando corazones y cosechando seguidores con su estilo peculiar. El grupo le sacó punta al género y supo demostrar que más allá de la guitarra y las castañuelas había terreno sin explorar. Pasando por arreglos con batería realizada con sintetizadores ( Yamaha, muy comunes en la época) hasta el más puro estilo clásico de las cuerdas y el contrapunto. Salmarina supo hacerse notar entre los seguidores de las sevillanas y los no tan seguidores que, extrañados ante tanta belleza, caían en las redes del grupo.

Salmarina posee en su haber 17 obras discográficas, han pasado por varios sellos como por ejemplo Pasarela, R. C. A., Senador, Fods Records, Prodisco Guadalquivir, Horus, entre otros. Y han tenido participación en la primera obra del dúo “Las Carlotas” con el tema “Sin una ola”. Un tema delicioso con arreglos musicales de Évoras en el que ambos grupos ponen su pincelada en una deliciosa composición.Entre los arreglistas más destacados tenemos el ya mencionado J. M. Évoras, además de Jesús Bola, Juan Acuña, Manuel Soler, Jesús Cayuela, etc.

Salmarina destaca como una voz monofónica, en pocas ocasiones hacen temas con varias voces, pero en el año 1987, en el disco “Rompeola”, cada miembro pone su voz en el tema “A la media luna”, compuesta por Isidro Muñoz y Vicente Amigo en los toques de guitarra.

Uno de los últimos trabajos de Salmarina
Uno de los últimos trabajos de Salmarina

Destacar también que sus obras no eran muy extensas en contenido, casi nunca pasaban de 8 temas sus discos, seguramente dado por la complejidad en sus arreglos, se seleccionaba la calidad siempre ante la cantidad. En sus letras se repasaba todo el arte andaluz, arte ya perdido en parte incluso en aquellos lejanos años 80, pero aún así atemporales, de ahí radica que el grupo no pase nunca de moda y que joyas como “Fue en Sevilla” suene tan fresca como siempre. En sus obras no hay muchos temas “tradicionales” del mundo de las sevillanas, hay pocos temas de feria o dedicados a la festividad del Rocío, aunque en cada obra siempre se tocaba algo relacionado, destacamos los temas rocieros “Ay Paloma” o “Las noches del camino”, ambos éxitos destacados del grupo. Mientras otros artistas tenían entre a sus “musas” a la festividad marismeña o la Feria de Abril, Salmarina tenía a la Luna, -¿hay algún artista de sevillanas que le haya cantado más a La luna que Salmarina?-. Ante todo decir que el ingenio en las letras no tiene fin, resaltando, por ejemplo frases como “Mayo vino a mi ventana, y se fue”, “Me aburro en la oficina”, “Yo quiero ir al concierto que da Kiko Veneno”, el curioso trabalenguas de “Un pan, dos pan, pan y medio, medio pan, una rosca y un pico”, el “Que con el nay nay, nayno, ay con el nay que no” o el “de madrugaíta suenan los motores"...

El pasado año 2008, Salmarina sufrío uno de los cambios más importantes, Juan Márquez abandona el conjunto, quedando una silla vacía en el elenco y una voz menos en sus composiciones. Es siempre una triste noticia que sucedan estas eventualidades, salvo rarezas como Los Romeros de la Puebla ningún grupo se libra del “vaivén” de sus componentes, esperemos que tan solo sea un “hasta luego” y no una despedida definitiva del mundo artístico. Salmarina aún conserva el encanto y su estilo, aún ponen los pelos de punta sus voces y nos hacen vibrar, porque “aunque no estén todos los que son, si son todos los que están”.

Redacción: Juan A. y J. Luis Casado / Canal Sevillanas

Discografía:

-1983 Vive la noche

-1984 Ay con el ay

-1985 Las sevillanas de Salmarina

-1986 Bordao

-1987 Rompeola

-1988 Azotea

-1989 Con ole y andando

-1990 Barrio alto

-1993 Filigrana

-1994 Una noche de soberbia

-1995 Callejón de los trapos

-1996 Volver a Sevilla

-1999 Salobre

-2000 Avante claro

-2003 Al SonSonete

-2008 Tarareando

-2010 Oleaje

COMENTARIOS
© www.canalsevillanas.com | Política de Cookies | Canal Sevillanas 2011-2015 | Web fundada 03-05-2011 | Sevilla (España).
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.  |  Más información
X